futbolecuador.com - No había dinero para el bus... No había para la merienda (ENTREVISTA)
Emelec
Guayaquil,Jueves 14 Mayo 2020, 12H30

"No había dinero para el bus... No había para la merienda"

Roberto Ordoñez emociona al recordar duros momentos, grato con la vida por llegar a Emelec

Roberto Ordóñez 6

Considerado como uno de los mejores delanteros ecuatorianos del Campeonato Nacional en los últimos años, Roberto Ordóñez recordó la época en la que le alcanzaba para almorzar pero no para merendar, teniendo que hacerse amigos de los choferes de los buses públicos para que le permitan viajar sin pagar un pasaje.

 

“La verdad es que no había dinero para el bus y tocaba decirle al chofer que nos deje pasar por arriba del torniquete para no marcar (y que no le cobre pasaje). Por hacer eso, varias veces decía que cuando llegue a ser jugador le iba a dar la camiseta, en este tema quedé endeudado. La chirez te hacía pensar muchas cosas con tal de subirme al carro”, confesó la Tuka en una entrevista concedida a diario ‘Extra’, recordando los duros momentos que vivió tiempo atrás.

“Vivía en Manta en el 2007, no me pagaban y le debía a una señora de una tiendita hasta $200 y $80 en un kiosco. Me fijaba bien en el almuerzo, porque no había para la merienda. Luego descubrimos que podía cocinar maduro y comer con queso. Eso lo hicimos por varios días. Ahora me río, pero en ese tiempo daba mucha hambre”, rememoró Roberto Ordóñez, quien en apenas tres meses e ganó la titularidad en Emelec y el cariño de la hinchada Azul y Plomo.

Agradecido por todo el esfuerzo que hacían sus padres, manifestó: “la verdad que éramos muy pobres. No había para juguetes en fin de año, veía pasarlos nada más. Pero una vez en casa hicieron un gran esfuerzo y me compraron unos zapatos de foquitos. Uno era pelado y no quería que se ensucien y hago la grande. Los lavo y se dañaron las luces. Lloraba porque los zapatos ya no prendían, pero todo era para que estén limpios”.

Cumpliendo con la cuarentena en casa junto a su familia en Guayaquil, Ordóñez bromeó sobre sus habilidades culinarias. “Yo me defiendo en la cocina, juego vivo. Pero está cuarentena tuve una mala racha. Una torta me salió bien, pero me tocó hacer otra, creo que le puse demasiada harina y cuando esperaba que se infle que era lo normal, el cake se chupó, era una torta flaquita. No sé qué pasó, nos quedamos con ganas de probarlo”, expresó.

Y soñando con alcanzar la gloria con Emelec, sentenció: “ahora yo me pongo del lado del hincha, sé lo que es seguir a un jugador. Es por eso que no hay que negarse para las fotos ni los saludos. El afecto que tiene la hinchada de Emelec, se lo devuelvo con trabajo. Conozco del sacrificio que hacen por ir al estadio. Gracias a Dios estoy en un equipo que es una familia. Antes venía y los escuchaba, ahora están de mi lado y eso es un respaldo increíble”.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com