hace 9 meses
Selección Nacional

Gustavo Alfaro dejó de lado las querellas y recordó con cariño a La Tri y su Mundial (VIDEO)

Moises Caicedo Sel 12

Sobre Moisés Caicedo: "Fui a Brighton y lo invité a comer, entonces me dijo que sea después de las 20h00 porque tenía clases de inglés"

Gustavo Alfaro, ex seleccionador nacional y actualmente en querella con la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), apareció nuevamente a nivel de medios de comunicación, con una extensa nota sobre su carrera.

En charla con Ezzequiel, reconocido influenciador argentino, Gustavo Alfaro abrió los libros de sus vivencias como entrenador, y obviamente abordó temas que ocurrieron con La Tri, como la disputa del Mundial de Fútbol y el haber proyectado a Moisés Caicedo.

 

Su máximo sueño lo vivió con La Tri. “Ya la tuve, y fue jugar un Mundial. Si tu me decías hace años atrás, dirigiendo a ex compañeros míos en Atlético Rafaela, que yo iba a terminar dirigiendo un Mundial y estando en la inauguración, yo te decía pará un poquito. Cuando dejé la ingeniería química, yo le decía a mi papá que sueño con jugar el fútbol, y también lo hice. Las utopías son caminar para adelante. Después de jugar una Copa del Mundo, el fútbol ya me dio las cosas que yo le podía pedir”.  

 

Reflexiones que le deja su experiencia con Ecuador. “El maravilloso porque es la élite. Eliminatorias es muy diverso por las localías y las temperaturas, pero ves que Sudamérica es la base de producción del 80% de la base de todo el mundo, a nivel jugadores y entrenadores. Si esa instancia, en la que enfrentas a los mejores jugadores del mundo, te das cuenta de lo que significa; ni qué hablar. Ahí en donde está la mesa del mundo, en la que no es fácil sentarse porque esa silla te la prestan un ratito. Trabajas cuatro años para estar ahí nueve días. Son desafíos maravillosos que te dan para lo que estás parado”.

 

Eliminatorias muy complicadas. “Cuando empezamos con Ecuador, ya sabías que tres no peleaban porque Argentina, Brasil y Uruguay iban a estar. Y te quedaban dos cupos y medio para seis, menos, un cupo y uno de repechaje. Para mí, sin lugar a duda y después de haberlas vivido, son las Eliminatorias más difíciles del mundo”.

 

Todo lo que significó y significa para él El Niño Moi. “Es un crack ese chico. Cuando llego a Ecuador tuve treinta días para armar un equipo, para ir a la Argentina a jugar en la cancha de Boca. Dividimos en grupo para analizar a los jugadores de México, los de Europa y el torneo local. Cuando empiezo a mirar el torneo lo veo, y este pibe tenía 18 años con poquitos partidos en primera, lo fui a ver en entrenamientos. Cada vez que entraba quince minutos la rompía y dije: yo lo convoco. Cuando lo veo trabajando conmigo hacía todo rápido y todo bien, me pongo a hablar con él y era super maduro con esa cara de bebé. Le dije que iba a jugar contra Argentina y que le iba a marcar a Messi, pero que no se cague; jugó un partidazo ese día. Vi las estadísticas de Messi y tenía 96, y Moisés tenía 94. Luego de eso jugó cuatro partidos, lo compró Brighton y no jugaba, fue a Beerschot y tuvo la posibilidad de agarrar continuidad. Fuimos a Brasil y me acuerdo que tenía contacto con la gente de Brighton, que lo habían prestado, y les decía que les mandaría los reportes para que comparen con jugadores que juegan en su mismo puesto como Casemiro, De Paul, Fred y Leandro Paredes, y esos índices de intensidad física, potencia, entrega de pelotas decían que estaba por encima o a la par de todos. Un chico que no tenía techo. Me dijeron que lo iban a contemplar, al siguiente día de irme al sorteo del Mundial, me llaman a decir que Moisés no estaba en el vuelo de regreso a Inglaterra, y yo lo mandé de inmediato; al siguiente fin de semana fue titular, al siguiente hizo un gol y luego no salió nunca más. Fui a Brighton y lo invité a comer, entonces me dijo que sea después de las 20h00 porque tenía clases de inglés. Eso te da la pauta del nivel intelectual, más el talento que tiene. Todo eso a sus 21 años”.

 

Un mensaje al que fue el camerino de Ecuador. “Les pregunté en España si les gustaría por ir a una Copa del Mundo, después les pregunté qué estarían dispuestos a resignar por ir. Luego les dije que todos los que estaban iban a ir, pero les pregunté qué harían si les digo que ninguno va a jugar ni un minuto. Les dije si se comprometen a ayudar y a apoyar al compañero aunque no jueguen ni un minuto, y que yo me comprometía a defenderlos a todos y a tratarlos por igual. Dije que quien falle, le falla al país, y que si veo a alguien con cara de traste les iba a recordar la servilleta. Nunca nadie dijo nada, había esa lealtad con una causa”.

 

Finalmente, el partido más especial de su vida. “El debut en la Copa del Mundo, porque les dije a esos jugadores que era el día de la ilusión, que el niño que llevamos dentro nos acompañe ese día. Y porque me encomendé a las personas que ya no están conmigo”.

Autor:
Etiquetas:
Compartir:

Videos destacados

Comentarios

Cargando comentarios...