futbolecuador.com - Al segundo año empecé a jugar en fecha nueve (AUDIO)
En el Exterior
Sochi-Rusia.,Viernes 20 Marzo 2020, 17H23

"Al segundo año empecé a jugar en fecha nueve"

Cristhian Noboa habló de su estadía en Rusia desde el primer día con Rubin Kazan

Cristhian Noboa

Cristhian Noboa, volante ecuatoriano y quien se ha convertido en una insignia del fútbol nacional por una trayectoria impecable en Rusia, habló de su larguísima carrera en dichas latitudes.

En charla con Minuto Ruso, medio español dedicado al fútbol de los Zares, Cristhian Noboa, volante de naconalidad ecuatoriana, brevemente recordó desde el primer día en que llegó al Rubin Kazan.

 

Lo que más le costó. “Hablar el ruso, puedo decir que tengo una media vida acá en Rusia y que me siento feliz, tranquilo y agradecido. Fue difícil cambiar de Emelec al Rubin, por la temperatura y el idioma, fue duro para mí en los primeros cinco o seis meses”.

 

Su llegada, adaptación y consolidación. “Mi primer año no fue tan bueno, en el siguiente año empecé a jugar desde la fecha nueve. Entré a un partido y no salí más, salimos campeones. En 2009 le ganamos al FC Barcelona y fue noticia mundial, tuvimos muchas charlas y entrenamientos en defensa. Cuando terminamos ganando en el Camp Nou, tuve la sensación de haber hecho un trabajo impecable; fuimos los únicos en ganarle a ese súper equipo”.

 

El paso a un grande. “Lo de Moscú fue muy lindo, estar en el Dynamo fue muy bonito, en un equipo que quería ganar muchas cosas. Volvimos al Europa League, no pudimos llegar a más por otros motivos, pero disfruté de un club inmenso y con mucha gente buena”.

 

De Grecia a Rostov. “Fui a PAOK por querer jugar, querer estar. En Grecia disfruté de un país hermoso y de una hinchada impresionante; son locos. Cuando me pidieron volver a Rusia al Rostov, no lo pensé dos veces. Arreglamos todo en dos minutos, llegaron a un acuerdo de club a club y listo. Cuando me llamaron, sabía que íbamos a pelear cosas importantes, por la manera de trabajar y de dirigir del entrenador; quedamos segundos, jugamos Champions League y fue una etapa hermosa”.

 

Una confesión de días complicados. “Ya en el Zenit se mezclaron muchas cosas en mi vida personal, empezó la etapa de mi divorcio. Fui solo y no tuve oportunidades con Mancini, hablé con él y le pedí jugar, volver a Kazan y estar con mis dos hijos. Esa fue mi decisión”.

 

Tuvo revancha. “Volví al Zenit y supe, por el entrenador, que iba a tener más minutos. Lastimosamente me llegó la lesión cuando me estaba afianzando. Quería mostrar más con el Zenit, por lo mucho que hizo por mí”.

 

Un club que pelea por el descenso. “Cuando llegué a Sochi por primera vez era igual que cuando llegué a Rubin, PAOK y al Dynamo. Tiene que ver con la confianza que uno le transmite a la gente. He escuchado que quieren hacer un equipo grande, esperemos no descender este año y que el próximo año se arme un gran equipo”.

 

Grandes futbolistas en Rusia. “Me han impresionado muchos jugadores: el Chori Domínguez, Dani y Kokoren, con quien ya he estado tres años. Es un futbolista impresionante por todos los movimientos que hace”.

 

Un asunto complicado. “Los viajes es lo que más cuesta, son viajes de cuatro o cinco horas, pero ya estoy acostumbrado. Cuando vas a la Selección son 18 horas, te toca acostumbrarte en tres días, entrenar, jugar y volver a jugar. Ya estoy acostumbrado a esa vida”.

 

Las canchas más duras. “Por el viaje, la situación del partido y las canchas, se me han complicado contra Spartak Nalchi, Tomsk, Vladivotok, por los viajes larguísimos”.

 

Una tradición de invierno en Rusia. “Al parón lo tomo de otra manera, puedo ir a mi casa y estar con mi familia. Hay que acoplarse a lo que hay, no puedo estar pensando en el parón. Se hizo para estar acordes con el calendario europeo, y eso es bueno para competir y fichar”.

 

Paralizarse por el COVID 19. “Ha sido complicado porque veníamos muy bien, con tres triunfos en cuatro partidos. Una pena que se pare, pero lo más importante es la salud. Tenemos que recuperarnos antes de volver a jugar al fútbol sin preocupaciones. Hemos parado de entrenar, pero en Sochi la situación aún no es tan alarmante, hay casos y restricciones, pero aún no es tan obligatorio como en Moscú”.

 

Finalmente, su retiro. “No he pensado en retirarme, estoy disfrutando, me queda un año más de contrato y mis hijos están acá. No sé si me vea como entrenador o no, no quiero pensar en retirarme. Disfruto del día a día”.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Array
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com