hace 2 meses
B.S.C.

Barcelona CAZÓ, PELÓ, COCINÓ y SE COMIÓ a un Deportivo Cuenca prendido en llamas por culpas internas (VIDEO)

Barcelona 6

El despliegue conmovedor de orgullo y amor propio del Expreso Austral no alcanzó para evitar que los arrollen en el Monumental

El Barcelona Sporting Club no tuvo mayores problemas, más allá de sustos como producto del orgullo enorme de su rival de turno, y este domingo goleó por cuatro tantos a cero a un Deportivo Cuenca incendiado.

 

Contrario a lo que se habría pensado y a lo que terminó diciendo el marcador, el primer tiempo en el estadio Monumental Banco Pichincha fue intenso. Barcelona, consciente de su superioridad, tomó las riendas del trámite, ante un Deportivo Cuenca de mucho coraje en medio de las adversidades atroces que viven en lo institucional. Los de Diego López se fueron al descanso con marcador de dos a cero, luego de aprovechar acciones casi a renglón seguido, y en las que Aníbal Chalá capitalizaró un grosero error defensivo, y luego Francisco Fydriszewski anotó un golazo, girando dentro del área tras pase del autor del primer tanto. Pero lo de la visita no fue un ver cómo los pasaban por encima, sino que tuvieron tan mala fortuna que Luis Arroyo y Lucas Mancinelli en dos ocasiones, estrellaron la pelota en los postes; además de que siempre tuvieron una buena disposición ofensiva.

 

Lo del segundo tiempo fue lamentable en el Expreso Austral. En medio del polvorín en el que viven, quedó en claro que la charla del medio tiempo, con su entrenador expulsado del partido tras anunciar su marcha del equipo, todo fue desconcierto. Y el Ídolo del Astillero aprovechó de eso, ni corto ni perezoso. A los 58 minutos, Brian Oyola hizo la pelota de trapo y marcó la tercera con una definición de crack; mientras que a los 69, el recién ingresado Janner Corozo comió un banquete que sirvió Fernando Gaibor, para dejar a Hamilton Piedra como una figura meramente decorativa en la espectacularidad. Cuatro a cero lapidario, y con un mundo de tiempo por jugarse.

 

La recta final fue una anécdota cruel, con los jugadores del Expreso Austral al borde del llanto por la impotencia, y un Barcelona que no corrió más riesgos con todo sentenciado. Desde el banco de la visita hubo tiempo para darle sus primeros minutos profesional a Pablo Uruchima, con apenas 15 años de edad. Así se fueron noventa minutos con la alegría obvia del hincha amarillo, pero con el dolor por el ver cómo los problemas dirigenciales trascienden de mala forma en los morlacos. 

Autor:
Etiquetas:
Compartir:

Videos destacados

Comentarios

Cargando comentarios...