futbolecuador.com - Pensé que me estaban haciendo un chiste, con jugadores ganando 50 y 60 mil al mes (VIDEO)
Quito
Quito-Ecuador.,Domingo 14 Junio 2020, 23H29

"Pensé que me estaban haciendo un chiste, con jugadores ganando 50 y 60 mil al mes"

Carlos Sevilla recordó sus pasos como jugador, formador, campeón y salvador en SD.Quito

Carlos Sevilla 8

En medio de un espacio saludable que Sociedad Deportivo Quito ha abierto con su hinchada durante la emergencia sanitaria, el profesor Carlos Sevilla, todo un emblema azulgrana, también pasó por “Charlas Azulgranas”.

Sus épocas como jugador, las de formador y sus primeros pasos reclutando y promoviendo a jugadores como Alex Aguinaga y Fabián Cubero, fueron matizadas con los gloriosos pero ingratos años 2000, en que ser campeón, clasificar a una Copa Libertadores y salvarlo del descenso no fueron suficientes para dirigencias que lo dejaron ir. Carlos Sevilla y su vida como referente del Deportivo Quito.

 

Conjuntar a un grupo de experimentados en 2008. “Se fu formando una familia, muchas veces tuve que ser enérgico y en otras ser el amigo que siempre he sido. Uno tiene que saber apretar y aflojar, eso es lo que hice en mi carrera. Transmitir valores y hábitos para que ellos pongan en práctica. Eso fue importantísimo”.

 

Desprenderse de Jhon Cagua. “Pensamos que se podía superar, pero él se puso en la posición de no querer disculparse ante sus compañeros, sí lo hizo ante mí. No quizo hacerlo, yo le expliqué que era necesario, pero salió. Fue ahí en que Luis Fernando Saritama asumió la capitanía, y lo hizo muy bien”.

 

Ese mítico partido ante Liga. “De lo que se habla de fútbol moderno, Deportivo Quito ya lo puso en práctica ese año. No con la tecnología de ahora, pero yo tenía una persona que me ayudaba para analizar la forma de jugar del rival. Dentro de ese estudio que yo le hice a Liga, veía que en muchos partidos la pelota pasaba, en un 70%, por los pies de Manso; más o menos entre ochenta y cien pelotas. Ahí decido poner a un hombre que lo marque, para cortar el circuito y dejar a Liga sin fútbol. Yo no quería que sepa nadie, porque un solo comentario de mis jugadores podía llegar a conocimiento del rival. Estaba buscando al hombre más ideal, y al final me decidí por Castro, le dije que no lo podía ni ver mal, que le sacarían tarjeta amarilla. Le enseñé para dónde y cómo jugaba Manso, eso entrenamos de una forma muy discreta, en los entrenamientos le hice marcarle de esa forma a Andrizzi, que se fue encima, ya cansado, y le dijo que le iba a dar una foto. Yo le cambié y puse a Moreira, que también era zurdo, y así disimulé lo que iba a hacer con Michel. En la charla técnica distribuí sólo diez jugadores, entonces les expliqué: hoy Castro no juega y Manso tampoco, serían los diez los que tenían que ganar ese partido”.

 

Las adversidades extra deportivas en Guayaquil. “Ya vencimos a Liga y tocaba Barcelona, se prepararon e hicieron de todo en el camerino; poniendo pintura y candados. Yo ya estaba informado de la situación, mandé primero a los utileros y cuando llegué rompí todo eso. Tuve pelea con Policía y empleados del estadio, prefería cambiarme en el pasillo. Me fui al camerino que era el de Barcelona porque ellos se habían cambiado de lado, al llegar rompí el candado y les dije que pasen a mis jugadores con tranquilidad. Eso permitió que se sientan fuertes y decididos, estábamos perdiendo uno a cero, empatamos con gol de Mamita Calderón, mantuvimos la diferencia y los dejamos fuera de competencia”.

 

No le renovaron para 2009. “El sorprendido fue yo, porque estaba hablado. Yo estaba en la clínica y cuando salgo escucho que se contrató a Asencio, Mina y Escobar, entonces pregunté por ellos… Después, atando cabos, supe que el nuevo entrenador estaba contratado en noviembre. Fue una muy mala idea, no se de quién o quiénes. Yo conversé con el ingeniero Herrera y le había pendido que no renuncie porque la hinchada confiaba en él y se había recuperado la estabilidad que necesita el sponsor cuando apoya con su dinero, un tema familiar le impidió continuar y lastimosamente todo mi proyecto se quedó trunco. Mis jugadores duraron cinco años, esa base ayudó a los siguientes títulos, aunque el camino fue el equivocado. Nosotros teníamos un presupuesto de dos millones y medio de dólares. Lo que se necesitaba es contratar dos jugadores extranjeros, uno nacional y seguir. Las cosas buenas se tienen que emular y valorarlas, yo tenía en mente algo parecido a lo que hizo Liga hasta quedar campeón de la Copa Libertadores de América”.

 

Su vuelta en 2010 para clasificarse a la Copa Libertadores. “Pensé que me estaban haciendo chistes, con jugadores ganando cincuenta y sesenta mil dólares al mes. Pensé que eso era imposible, pero me dijeron que había personas e instituciones a nivel internacional que iba a apoyar; eso nunca llegó. Yo me peleé con un poco de gente que estaba en el club, como Zlatan Fernández, a su empresario le dije que era un asaltante, que no podía perjudicarle tanto al Quito con ese salario y ese valor del préstamo. Yo defendía al club, pero a nivel internacional, los empresarios comenzaron a hablar mal de mí”.

 

Otra vez la ingratitud. “Me dijeron que si le clasificaba al Deportivo Quito a la Copa Libertadores, estaba ratificado para 2011, pero me pasó lo mismo que en 2008, gané y clasifiqué, y me dijeron gracias”.

 

Finalmente, la salvación en 2014 y la debacle en 2015. “Hay un partido clave, en el que le ganamos tres a cero al Independiente del Valle. Eso nos permitió sumar, ganar otros partidos y salvar la categoría. Se pudo conseguir el objetivo, los jugadores pusieron mucho amor propio. Fue el reentré de Joselito Cobo, que pudo ayudarle al equipo en lo económico. Y después la misma historia: otra vez fuera del equipo. Ya en 2015 volví pero ya no pudimos jugar por los problemas económicos y eso provocó el triste descenso”.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Array
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com