futbolecuador.com - La otra cara de la crisis provocada por el COVID 19
Serie A
Quito-Ecuador.,Domingo 03 Mayo 2020, 19H02

La otra cara de la crisis provocada por el COVID 19

Angustia en quienes viven de los espectáculos públicos cada fin de semana de fútbol

Hinchada Seleccion 4

El otro lado del fútbol en crisis. Ha sido un reportaje presentado este día domingo por diario El Comercio de Quito, y que aglutina a quienes forman parte del espectáculo del deporte y que sufrirán las consecuencias de jugar sin público.

Debido a la pandemia del COVID 19, todo apunta a que Liga Pro se reiniciará sin presencia de público en los escenarios deportivos, lo cual no sólo afectará a los clubes, sino, en gran escala, a quienes viven de cada espectáculo público.

 

Esta es la nota en mención:

 

La Asociación de Expendedores Públicos 20 de Enero, de Ambato, moviliza cada fin de semana entre 20 y 30 personas en el estadio Bellavista. Ellos venden alimentos cuando Macará y Técnico Universitario juegan en el escenario.

 

Napoleón Naranjo, de la Asociación de Fútbol de Tungurahua y jefe de Seguridad que trabaja en el estadio ambateño, calcula que cada programación demanda entre 45 y 50 personas en los juegos.

 

“El anuncio de que no se podrá jugar con público este año nos tiene preocupados. La afectación para los clubes y para la gente que trabaja en los partidos cada semana será grande por esta pandemia”, manifiesta Naranjo. El directivo mantiene diálogos cada semana con los delegados de los dos clubes para enterarse de los análisis que se hacen en el Consejo de Presidentes de la LigaPro.

 

Miller Salazar, presidente de Macará, es realista y admite que será muy complicado volver a tener partidos de fútbol con aficionados en las gradas. Los partidos del campeonato eran una fuente de empleo para el personal que trabaja en seguridad, por ejemplo.

 

 Cuando Barcelona, Emelec o Liga de Quito visitan Ambato se contratan hasta 50 personas que se ubican en zonas estratégicas con chalecos. Como son partidos de alto riesgo, según la calificación de la LigaPro, la asistencia supera los 10 000 hinchas. Eso abría posibilidades para que el personal que ha recibido capacitación en temas de seguridad y está a órdenes de Naranjo trabaje en esas programaciones.


En partidos sin tanta convocatoria laboran hasta 30 personas y cada uno recibe USD 15. En cambio, si la asistencia supera los 6 000 hinchas y hay una buena recaudación se reparten USD 20. En los partidos ‘top’ (Barcelona y Liga de Quito) se paga hasta USD 25.

 

Estos recursos salen de los gastos de programación de cada equipo y son presentados a la LigaPro. En estadios como el Bellavista, el Alejandro Serrano Aguilar de Cuenca, el Jocay de Manta, el 9 de Mayo de Machala, el Reales Tamarindos de Portoviejo y el estadio Rumiñahui de Sangolquí trabajan, en promedio, entre 30 y 60 personas. Pero igual que en Ambato, si hay partidos de alta demanda fácil se moviliza a unas 100 personas entre gente que vende alimentos y los encargados de seguridad.

 

La dinámica es parecida en clubes grandes como Emelec, Barcelona, Liga de Quito y El Nacional. LDU, por ejemplo, necesita unas 200 personas para la seguridad y trabajos como acomodadores de los hinchas en las gradas. Julio Álvarez, de la ‘U’, explica que en juegos como el último ante Barcelona en el estadio Rodrigo Paz Delgado fue necesario desplegar a 450 personas para la programación.

 

“Eso sin contar con los policías que también son parte de los operativos. En un partido de alto riesgo o de Copa Libertadores trabajamos con más de 1 000 personas para cumplir con todos los protocolos establecidos”, explicó Álvarez.

 

La LigaPro no tiene un registro real de cuánta gente está vinculada a los partidos del torneo. Sin embargo, el pro­medio sí supera las 600 per­sonas entre viernes, sábado, domingo y lunes.

 

Lorenzo Pichisaca, coordinador de Emelec, reconoce que los juegos en el estadio Capwell movilizan un alto número de personas. “Hay que sumar a chicos de las menores que apoyan como pasabolas, personal que colabora en ventanillas vendiendo entradas y gente vinculada a aspectos logísticos en cada partido”.

 

En las reuniones virtuales de Loor con los directivos se comenzó a hablar de los protocolos de seguridad que se seguirán para el retorno. Aunque todavía no hay fecha para volver a la actividad, que dependerá de los informes de las autoridades, Miguel Ángel Loor ya anticipó que por seguridad los juegos deberán ser con la menor cantidad posible de personas en las gradas.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Array
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com