futbolecuador.com - Me miró mal en el ascensor, yo serio aunque me moría de miedo (VIDEO)
Selección Nacional
Quito-Ecuador.,Domingo 12 Julio 2020, 19H10

"Me miró mal en el ascensor, yo serio aunque me moría de miedo"

Alexander Alvarado tras su paso por La Tri Sun 20, la derrota con Corea y la bronca con Uruguay

Alexander Alvarado Sel 3

El joven tesoro de Sociedad Deportiva Aucas y del fútbol ecuatoriano, Alexander Alvarado, habló de sus experiencias en las divisiones formativas de La Tri, en diálogo con “Un Rato Ameno”.

Nada más y nada menos que campeón sudamericano y tercero en la Copa del Mundo Sub 20, Alexander Alvarado recordó con cariño todas las anécdotas, y sobre todo a Jorge Célico, de su paso en la Selección Nacional.

 

El inicio de todo. “Mi primera convocatoria fue en Gualaceo, casi al terminar la temporada en diciembre. El tiempo que trabajamos con el profe, casi dos años, dio los resultados. Jorge convocaba muchos micro ciclos, primero los de la sierra y después los de la costa. Estaba muy contento cuando dio la lista porque había otros jugadores con mucho talento y que se quedaron fuera”.

 

Jorge Célico como imagen. “Es como un padre para nosotros y él lo sabe. Se lo pueden preguntar hasta al que no jugó ni un minuto. Siempre hablaba con nosotros y estaba pendiente”.

 

No se marea. “Eso en el fútbol es normal, a veces se pierden la cabeza y te crees más de lo que eres. Después uno tiene que trabajarlo personalmente. Yo desde que vine del mundial ya me ponen en Europa y yo sigo en Aucas. Yo lo vivo con la mayor tranquilidad y le he dicho a mi representante que debe ser conveniente para las tres partes. Las propuestas que han llegado hasta no ahora, no han llenado las expectativas. Si es que yo me voy seguiré siendo la misma persona”.

 

Una triste derrota en el Mundial Sub 20 ante Corea. “Lo que más me acuerdo es cuando perdimos la semifinal del mundial, estábamos decaídos y con la cabeza abajo. Nuestro grupo siempre era una fiesta, pero ese día no; fue diferente. Eso hasta que se paró el profe Célico, y nos dijo que el que se recupere más rápido entre nosotros e Italia es el que va a ganar. Fue una cosa que todos los quedamos viendo y le dimos la razón. Nunca olvidaremos esa derrota, pero teníamos que dejarlo de lado. Nos cambió la cara. Todo lo que dijo fue un ánimo que no tienes idea”.

 

El título del Sudamericano Sub 20. “Ya habíamos jugado con Venezuela y estábamos seguros en el mundial, pero podíamos ser campeones. Iba a ser algo histórico. Sufrimos como no tienes idea, gritábamos por Brasil. La última pelota en el palo de Argentina casi nos provoca un infarto a todos. Ese día yo tenía el tobillo muy mal y yo saltaba y corría con un pie. Ese torneo fue muy complicado, había que jugar pasando un día y el profe no cambiaba mucho. Sabíamos lo que queríamos. No dependía de nosotros y por eso era muy tenso”.

 

Su llegada al país. “El aeropuerto estaba repleto, como haber ganado la Champions. No te dejaban ni caminar. Una cosa que nosotros nunca nos imaginábamos cuando nos fuimos. Después de eso la gente empezó a pedirme fotos. Lo vivimos muy bien. Una cosa inexplicable”.

 

Lo ocurrido con la Sub 23 de la que no fue parte. “El profe no tuvo tiempo de trabajo con la Sub 23, no era lo mismo. Con nosotros tuvo casi dos años para darle y darle. La calidad de jugadores había, se podía hacer algo más. Los futbolistas sabemos que las cosas son así, Campana era el mejor delantero del mundo y después el peor. Nosotros convivimos con eso”.

 

Finalmente, la bronca con los uruguayos en Polonia. “Los uruguayos comenzaron a hablar de que “estos muertos no nos pueden ganar”, nos comenzaron a insultar. Yo me le acerqué al lateral derecho y le dije que con esta se iba a la casa, que era la que más le iba a doler. El arquero me quería pegar, me fue a buscar. Se subieron al bus de nosotros, nos esperaron en el hotel y nos hicieron entrar por otra puerta. Yo no sabía que para ellos era tan fuerte, pero les dije: “ustedes son unos cagones”. Subí a la habitación, bajé al lobby y me lo encuentro al arquero en el ascensor, me quedó mirando mal y yo serio aunque me moría del miedo. Llegué al piso que me tocaba, y él me tocó y me dijo que no lo vuelva a decir cagón. Yo vi la muerte, ese man medía dos metros”.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com