futbolecuador.com - Uno y medio como media (EDITORIAL)
Nacional 8
Quito-Ecuador., Martes 20 Septiembre 2016, 18H28

Uno y medio como media (EDITORIAL)

En cualquier actividad diaria, es recurrente el individuo que no asume sus errores y los justifica echando la culpa al resto. En el fútbol ecuatoriano se ha abierto un debate por declaraciones de un par de actores, sobre el nivel real.

 

Esteban Dreer dejó en el aire su convicción de que si Emelec habría sido un equipo de altura hace tres años, seguramente ya hubiese conseguido el título de la Copa Libertadores. Rodrigo Paz, por su parte, supo manifestar que Barcelona era el menos malo de los actuales clubes del campeonato. Bien, validar o refutar los dos pensamientos será tema de otro momento, porque lo verdaderamente global, es saber qué tipo de espectáculo le estamos dando al aficionado, y qué proyecciones a futuro tenemos para enriquecer el deporte que más gusta.

 

Entonces, después de analizar a fondo toda la fecha de la Serie A de nuestro fútbol en la jornada anterior, nos damos cuenta que los horarios, los famosos paquetes de televisión por cable, los sitios web y demás, no son los agentes que conspiran directamente a la ausencia del hincha en los diferentes escenarios deportivos. Todo empieza por el paupérrimo nivel de fútbol que presentamos semana tras semana.

 

No hay que hablar de memoria, y estaría bueno que el hincha de cada club certifique o no la teoría. Tampoco parece que la cosa vaya por la novelería o el amor a los colores, y peor por a la facilidad de verlo por televisión.

 

Viernes por la noche. En la redacción de este medio nos aprestábamos a seguir dos partidos como parte de nuestras labores, y nadie frunció el ceño pese a que los turnos debieron extenderse hasta cerca de las 22h00. Sin embargo, pasaban los minutos y el River Ecuador vs. Barcelona, y el Deportivo Cuenca vs. Universidad Católica permitían que la velada sea más cómoda de lo pensado, porque no pasaba nada en ninguna cancha. Un gol a trancas y barrancas en cada compromiso, y hasta ahí nomás. Nada que enamore, que fidelice o emocione. Nada para comentar.

 

Sábado por la tarde. Liga y Delfín salvaron los muebles por lo emocionante de su encuentro. Ninguno de los dos jugó de forma brillante, pero llegaron, se abrieron, tuvieron propuestas y halagaron el paladar de un estadio casi en abandono, porque la sugerencia no parecía buena.

 

Sábado por la noche. El entusiasmo de haber visto un partido con tres goles, dos penales errados y una decena de acciones entre arco y arco, motivaba para movernos al Aucas vs. Independiente. Y entonces de regreso a la triste realidad: pelotazos, imprecisiones, poco fútbol y un expulsado que definió la suerte de los locales. El nivel no es bueno. Los unos, claros candidatos a perder la categoría; ante los otros, el equipo que lo vendió todo. Repuesta: otro escenario en tinieblas.

 

Domingo por la mañana. Es un buen momento para alargar el sueño y pasarla bien con la familia, ¿verdad?. El Nacional y Fuerza Amarilla parecieron estar completamente de acuerdo.

 

Y el “medio” (ver titular). Estadio Bellavista de Ambato, con la ilusión de ver a uno de los líderes de la Serie A contra el último tricampeón nacional. Los unos ordenados, con una ida bien definida y de fútbol agradable, hicieron absoluta justicia contra los que desde hace un par de meses no ganan ni en los recreos.

 

¡Pero la culpa es de los noveleros o de la televisión! No señores, si voy un restaurante y la comida está fea, no regreso. Nuestros clubes, en su mayoría, juegan mal al fútbol.

 

Con la mira puesta en el fútbol ecuatoriano

Ahora opine usted.

 

Luis Alberto Otero H.

Comentarios

Más Noticias
boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com