futbolecuador.com - Oxígeno o guillotina por igual (EDITORIAL)
Alex De la Torre
Quito-Ecuador., Martes 16 Agosto 2016, 18H07

Oxígeno o guillotina por igual (EDITORIAL)

En tiempos oscuros, la actual Federación Ecuatoriana de Fútbol ha dado muestras de su compromiso por salir del antro de corrupción y dádivas que la matizó desde hace varios años. Sin embargo, queda mucho por hacer.

 

Los “favores” de los que varios clubes del fútbol ecuatoriano se beneficiaron no hace mucho, hoy comienzan a provocar sus efectos. Ahora es imposible seguir socapando pésimas administraciones, y es menester del máximo organismo rector de nuestro balompié el encontrar la mejor y más salomónica salida.

 

Hay dos opciones: o extirpamos el cáncer sin favor ni temor, o en su defecto implementamos un plan para que todos los afectados, equitativamente, se beneficien. ¡Las dos estarían bien!

 

Lo que es no se puede sostener, es que unos gocen de corona y otros no. FEF no puede caer en un conflicto de intereses que no hará otra cosa más que alimentar a un monstruo de mil cabezas que ya ha crecido bastante. Si vamos a proceder con todo el peso de la justicia sobre quienes por años se han manejado mal, tiene que ser con todos; y si vamos a respaldar a sus asociados para salir de sus crisis, tiene que ser bajo un consenso común y de forma igualitaria.

 

Es risible que AFE haya probado en reiteradas ocasiones que se han presentado roles sin el cumplimiento de los pagos respectivos, o que hasta se haya llegado al punto de la falsificación de documentos. Es gravísimo suscribir acuerdos con entidades fuera de lo deportivo para dar a entender que se está cumpliendo con determinada plantilla, a la que sólo la siguen sometiendo a engaños. ¡Y todo aquello sin castigo alguno! Lo más sencillo es verificar esta clase de anomalías, por si la palabra de un trabajador en apuros no fuese suficiente. En un mundo globalizado y de tecnología, no es difícil conversar con los capitanes de los equipos que están en la mira, para verificar que no haya fechorías, o en su defecto certificarse, con la lista de los inscritos, que se haya entregado la totalidad de los roles de pago.

 

Tampoco estaría mal juntar a ese puñado de instituciones que tienen serios problemas financieros, y buscar la forma de regular pagos prorrateados acordes a su realidad, y permitirles competir en igualdad de condiciones con el resto. De esta forma evitaríamos el “por qué sólo a mí”. Y es que salvo Barcelona, que además de estar adecuadamente manejado desde la era de José Cevallos, es una máquina de generar recursos, el resto de instituciones en aprietos lidian con la miseria, el abandono y la falta de recursos; desamparando a sus trabajadores para mantenerse jugando, o cubriendo deudas pasadas que sólo perjudican al presente, y que agrandan la triste cadena.

 

Por último, así como nunca he visto a un jugador echarse para atrás en un campo de juego, tampoco creo que la emoción por conseguir un logro sea el mismo dentro de la cancha que en un escritorio; en referencia a aquellas instituciones que gozan de salud y que no tienen problemas. Ellos querrán ganar jugando, estimamos…

 

En conclusión: justicia, guillotina o salvavidas para todos; pero para todos por igual.

 

Con la mira puesta en el fútbol ecuatoriano?Ahora opine usted

 

Luis Alberto Otero Hurtado.

Comentarios

Más Noticias
boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com