futbolecuador.com - “Lloraba de impotencia… Gritaba ‘mangos, mangos’ y nadie me compraba” (ENTREVISTA)
Independiente del Valle
Quito,Lunes 11 Noviembre 2019, 10H42

“Lloraba de impotencia… Gritaba ‘mangos, mangos’ y nadie me compraba”

Las declaraciones de Jorge Pinos, arquero Campeón de la Copa Sudamericana con IDV, que le erizan la piel a todo Ecuador

Jorge Pinos

Jorge Pinos fue elegido como el Mejor Jugador del Partido en la Final de la Copa Sudamericana 2019 en la que tras vencer por 3 a 1 a Colón de Santa Fe, Independiente del Valle se proclamó Campeón y obtuvo el primer título en su historia. Y meses atrás, brindó declaraciones que hoy emocionan a todo Ecuador.

Nunca se dio por vencido. “A la Serie A llegué en el 2018 con Técnico Universitario, antes había estado en varios equipos de segunda y Serie B. En BSC estuve en el 2012, pero no debuté. La perseverancia es tu mayor virtud, hasta que se dio lo de IDV. Esperé mucho, pero gracias a Dios se dio. Tuve años muy duros en mi vida, pero siempre tuve el respaldo de Dios, de mi familia y me supe levantar”.

Afectado por la Tragedia del 16A. “Me dijeron que iba a jugar en Hungría, pero me pasaron muchas cosas. Antes de ir a Europa debía estar en Brasil, una estadía por el tema de la visa pero pasó todo al revés. Pasaron 3 meses y estaba en Jacarezinho (Brasil) y nunca se dio nada y volví. Cuando se dio lo del terremoto del 2016 mi familia estaba en Manta, y debía ganarme la vida”.

Ganándose la vida fuera de las canchas. “Me tocó hacer de chofer y mirar de lejos el fútbol. Era la única opción que tuve allá. Eso fue durante un mes. A veces lloraba de impotencia porque no estaba jugando. La familia me decía que confíe en Dios. Decidimos volver a Quevedo por todo lo que estaba pasando en Manabí. Y Dios pone gente en el camino, por medio de un amigo llegué donde Leonardo Loor, dueño del circo Los Pelusas, quien me dio trabajo”.

Vendiendo mangos pelados en el Circo. “Me tocaba manejar el carro y recorrimos varias ciudades. Mi esposa me ayudaba mucho, ella en el entretiempo de las funciones pelaba mangos. Me tocó hacer eso, debido a que ya estaba cerrado el libro de pases (en las Series A y B). La primera vez jamás la olvidaré. Cogí las fundas y comencé a recorrer el circo, tenía el charol en mis manos, gritaba “¡mangos, mangos, mangos!”, nadie me compró nada. Y ni siquiera me hicieron señas para preguntar cuánto valía. Ya cuando me iba a dejar las funditas, una señora me llamó y me compró uno. Así fue la primera vez. Luego sí vendía. No, eran parte de los dueños del circo, mi señora los pelaba y colocaba en las funditas y yo los vendía. Lo que servía era poder ganarme el sustento diario”.

Recorrió el país antes de volver al fútbol. “Fueron cerca de 5 meses. Conocí varias ciudades. Esto era todos los fines de semana. Con mi esposa Carmen Castro también nos tocó atender el bar de la escuela Capitán Moroni. Ahí estudiaba mi hijo Isaías, esto lo hacía de lunes a jueves. En el 2017 el mismo dueño del circo me lleva a Santa Rita (Serie B), me dijeron que me podían pagar algo de dinero, no era tanto, pero yo quería volver a jugar. Y tuve una buena campaña que me sirvió para llegar a Técnico Universitario en el 2018 y debutar en el fútbol profesional. Luego pasé a IDV”.

NdlR: La entrevista fue realizada por diario ‘Extra’ el 25 de septiembre de 2019.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Array
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com