futbolecuador.com - Hay que conocerlos (EDITORIAL)
IDV
Sangolquí-Ecuador., Martes 19 Julio 2016, 18H24

Hay que conocerlos (EDITORIAL)

Es pronto para hacer un juicio de valor sobre la que será la gran final y extemporáneo para meditar en su ascenso, parece que es tiempo de conocer algo más del Independiente del Valle; el equipo del Ecuador.

 

Hay momentos mágicos en la vida, en que todos los planetas se alinean. Las taquillas donadas en beneficio de los damnificados de nuestro país y los gestos de nobleza deportiva pueden conseguir que la colectividad se olvide, si es que en algún momento lo supo, del 1 de marzo de 1958; fecha en la que José Terán fundaba, junto a un grupo de amigos, este equipo ahora finalista de América.

 

Mucho ha pasado desde aquel día. Por ejemplo, los ahora negriazules de Sangolquí no siempre vistieron esos colores. En sus inicios, y antes de la venta de la razón social o del club para explicarlo mejor, ocupaban indumentaria de color rojo y blanca; como aquel Independiente de Avellaneda que por esos años enamoraba al continente que ahora quieren conquistar.

 

Inicialmente tuvo un paso peregrino por Segunda Categoría (tercera), como aquellos primeros días en la Serie A, en que salvó la categoría como objetivo. Sólo en 1995 logró asentarse en la división del ascenso. Dicen que carecen de historia, pero da la impresión de que no es tan así; porque más bien sufren de desconocimiento. Puede ser que en sus páginas no haya muchas cosas para realzar, aunque sus cabezas tienen mucho para festejar.

 

Aquel terreno baldío, lejísimo de la “civilización”, en Chillojijón, es ahora el Centro de Alto Rendimiento que más deberíamos respetar en mi opinión, porque allí viven, crecen, se alimentan, estudian y se entrenan cerca de 200 deportistas, en instalaciones cinco estrellas. Lejos de historias de cloaca, aquel lugar le entrega un poquito de espíritu deportivo y valores a nuestro país; y por eso hablamos repetidamente del Independiente de Ecuador. Maturana decía que se juega como se vive, y en la edificación que citamos crecieron y se formaron: Luis Caicedo, Jéfferson Orejuella, Bryan Cabezas, Junior Sornoza, Fernando León, Jonathan Gonzáles y José Angulo, entre varios más; así que ellos lo hacen como hermanos que son. ¡Pronto se venderán, militarán en la Selección y nos volveremos a acordar de sus orígenes!

 

¿Quieren más? La visión de sus líderes, que desde un comienzo hablaron del “futuro campeón del Ecuador”, los puso a trabajar en comodidades para su proyecto y su comunidad. Querían que Sangolquí y el Valle de los Chillos sean su espíritu, y ahora lo son. No es una cuestión de simple orgullo. Independiente se empeñó en actuar como local ante los suyos, y para aquello dejará como legado el nuevo estadio Rumiñahui, al que le invirtió algunos cuantos miles de dólares en cabinas de transmisión, un graderío totalmente nuevo, pintura, accesos y demás. Ya gozarán de su propio escenario deportivo, y ahí quedará otro aporte para la sociedad.

 

Respecto a lo que no se ve, el siempre querido pero ahora orgullo de Sangolquí, sostiene en perfectas condiciones a sus categorías Sub 12, Sub 14, Sub 16 y Sub 19; haya o no campeonatos nacionales organizados por FEF. Y no conformes con eso, poseen siete escuelas de fútbol regadas por el país, en procura de reclutar talento que sostenga su proyecto, pero al mismo tiempo ofreciendo la oportunidad de una nueva vida para quienes se destaquen en las mismas.

 

…Y algún día escuché que sólo venderían y que nunca llegarían.

 

Con la mira puesta en el fútbol ecuatoriano


Ahora opine 

Luis Alberto Otero Hurtado.

Comentarios

Más Noticias
boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com