futbolecuador.com - Fue un 2018 para el olvido en el Expreso
Cuenca
Quito-Ecuador.,Lunes 31 Diciembre 2018, 23H06

Fue un 2018 para el olvido en el Expreso

Deportivo Cuenca quedó en deuda total con su gente

Deportivo Cuenca 12

Los Colorados no han podido dar la talla en una campaña donde sus altos mandos aseguraban tener un gran plantel pero que al final, fue un fiasco. Ya sobre la leche derramada no se puede llorar pero si queda una gran enseñanza de lo que no se debe hacer.

Deportivo Cuenca arrancó su 2018 con una victoria sobre Liga con una buena remontada de dos a uno que parecía ser prometedor. Aníbal Biggeri lastimosamente solo pudo resistir nueve jornadas pues salvo el debut, el resto fue derrota o empate y el plantel quedó comprometido en la penúltima ubicación.


Guillermo Sanguinetti llegaba tras su paso por Delfín y parecía ilusionar a la afición. El Topo apenas dirigió cinco juegos pues una oferta de Independiente Santa Fe de Colombia lo obligó a cambiar su rumbo. En su breve paso, el club apenas ganó en una ocasión.


Richard Páez conocido por rescatar clubes de malas situaciones se sumó a la institución para intentar salvar el barco. Al menos, el club ya pudo cerrar la primera etapa como décimo lo que lo dejaba fuera de puestos de descenso para ese entonces.


La segunda etapa trajo consigo mucha ilusión a los aficionados que vieron como en cinco jornadas disputadas, se ubicaban quintos y había señas de buen fútbol. Las cosas se diluyeron de a poco y en la mitad eran sextos y quedaban lejos de la cima. El conocer que no habría descenso, hizo que su objetivo fuera apuntar a evitar los últimos lugares.


El cierre de torneo fue bastante malo lo que los dejó como décimos de la segunda etapa y novenos de la acumulada a siete puntos de la disputa del repechaje a Sudamericana. Un año que acabó con las manos vacías y con mucha bronca.


En el plano internacional, las cosas salieron bastante bien hasta donde se pudo con la fortuna del lado de los Morlacos. Por Sudamericana, eliminaban en primera fase a Sportivo Luqueño y en la segunda, Jorge Wilstermann fue su víctima. Ambas se decidieron por penales y con Brian Heras como gran figura. El fin del sueño acabó en octavos contra Fluminense que fue claramente superior.


Desacuerdos al final de la temporada representaron el adiós de Richard Páez de la dirección técnica y de varios jugadores entre indisciplinados, atrasados, de bajo rendimiento y otros, a quienes no se les pudo renovar. Luis Soler llega para dar algo de esperanza al aficionado y tratar de recuperar la imagen de la directiva que ha quedado empañada.

Compartir

Comentarios

boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com