futbolecuador.com - ¡Una medicina! (EDITORIAL)
Rodrigo Paz
Quito-Ecuador., Martes 08 Noviembre 2016, 18H06

¡Una medicina! (EDITORIAL)

Leer también

¿Recuerdan cuando los padres, antes de salir a cualquier evento y cuando niños, nos hacían pasar por el baño? El tema era guste o no… Esta semana quedaron dos reflexiones en nuestro fútbol, de cara un futuro “guste o no”.

 

El balompié nacional, salvo honrosas excepciones de clubes nuevos y que han nacido con gestiones modernas, más otros (muy pocos) que han podido sanear sus administraciones anteriores, vive momentos de aprietos en lo económico. Es tal el punto de desesperación que Liga de Quito, quizá una de las instituciones en las que un futbolista sueña con jugar por la estabilidad que les brinda, y el Macará campeón de la Serie B, pronosticaron que lo que se viene es peor.

 

A qué punto se habrá llegado en la Serie B, que Paúl Vélez resumió, con una frase de las más sabias que hemos escuchado en esta temporada, la campaña de su equipo. Obviamente matizada con varios clubes que han perdido puntos por roles de pago, denuncias de falsificaciones de los mismos, jugadores que han firmado para así defender lo que ganaron en cancha pese a no cobrar, castigos a diestra y siniestra, y hasta un descenso al más puro estilo barrial. Entonces el entrenador ecuatoriano le dijo a radio La Deportiva que, además del evidente mérito de su plantel y su cuerpo técnico, jugó mucho el haber hecho las cosas bien fuera del césped. ¿Cómo se entendió eso? Su equipo fue un oasis en el desierto, en un desierto que cobró, que ha cobrado y que ha de cobrar más víctimas, por tener que moverse por todo un país, pagar sus nóminas y hasta deudas de viejos e irresponsables coyotes, sin tener un centavo para respaldarse.

 

Rodrigo Paz Delgado, hombre de reconocimientos múltiples por sus acciones en lo financiero y en lo futbolístico, le dijo a radio Área Deportiva que Liga Deportiva Universitaria, la Suiza de nuestra Serie A, estará obligada a armar una plantilla con un presupuesto inferior al de esta campaña en 2017, ya que la situación es incontenible. ¡Y lo es!

 

Entonces vemos en frente a uno que seguramente está más urgido pero que ha demostrado que quien sabe - sabe, que ha extendido la sábana hasta donde se puede y que ha aplicado la famosa economía de guerra; respaldado en ser el fenómeno más grande, en lo social, del deporte ecuatoriano. Es Barcelona. Pero no quiero ni pensar lo tensos que son los días y las reuniones de su Directorio cuando de negociar, conseguir y generar se trata, frente a los comunicados y amenazas que llegan desde FIFA, AFE y FEF.

 

¿Se ha hecho algo al respecto? No hace mucho se habló del fair play financiero, pero aquello quedó tan sepultado como la Liga Profesional. Aún así cabe otra pregunta. ¿Todo es culpa de la FEF? ¡No lo es! Porque en ningún caso hemos escuchado alguna iniciativa que persiga generar ingresos desde los clubes quebrados, mientras más deudas aparecen sólo más quejas, y más reclamos por cobrar dineros fáciles. Aquellos que peor están, poco y nada hacen por sus divisiones formativas, por lograr acuerdos con escuelas de fútbol para comenzar nuevas camadas que, aunque signifiquen un caer más al fondo en el ahora, representen un futuro de renacer.

 

Nuestro fútbol le apuesta a la suerte cuando se trata de talento joven, nada está programado cuando despunta algún muchacho con talento, pero sí se golpean el pecho, los de arriba, cuando ocurre. ¿Qué tal si en lugar de traer tres y hasta cuatro extranjeros, se invierte en un caza talentos que nos traiga 25 jóvenes de colegios, ligas barriales o clubes de categorías formativas? Ni pensar…

 

Ya sabemos cuál es el mal. ¡Por favor, alguien con alguna medicina para curarlo!

 

Con la mira puesta en el fútbol ecuatoriano,

Ahora opine usted.

 

Luis Alberto Otero Hurtado.

Futbolecuador.com

Se el primero en leer las noticias de tu equipo favorito.

Disponible para iOS y Android. Descárgala gratis aquí.

Comentarios

La Voz de las Tribunas

Más Noticias
boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com