futbolecuador.com - Paciencia para Bryan (EDITORIAL)
Bryan Cabezas 8
Quito-Ecuador., Martes 25 Octubre 2016, 18H27

Paciencia para Bryan (EDITORIAL)

Las internas y los entrenadores no, pero el fútbol, sumergido en la inmediatez de las redes sociales, ha perdido varios de sus horizontes primarios cuando un futbolista joven llega a otras latitudes.

 

En el Ecuador estamos viviendo esta vorágine con Bryan Cabezas en el Atalanta de Italia, pero hay un par de ejemplos que deben ser tenidos en cuenta antes de juzgar al compatriota por “hacer banca” y no tener los minutos que las expectativas que su fichaje provocaron.

 

Tener los cinco sentidos puestos en este deporte nos remite a tres casos de jugadores nacionales que ya pasaron por el proceso de Cabezas. Esto aclarando que no es lo mismo invertir en una figura probada como lo fue Antonio Valencia en su llegada al Manchester United (aunque sí le pasó en el Villarreal CF), que apostar a un elemento con excelentes condiciones pero que se fue sin tener la menor idea de que iba a mudarse a otro mundo; literalmente otro.

 

Cristhian Noboa llegó al Rubin Kazan para la temporada 2007, Damián Lanza al Arezzo de Italia en el mismo año y Rorys Aragón al Standard Lieja de Bélgica en 2006. ¿Qué tienen los tres en común? Evidentemente la trascendencia no, pero sí los procesos que tuvieron que soportar hasta de alguna forma satisfacer las exigencias de los aficionados y de los periodistas que cada fin de semana tenemos sus partidos en nuestras agendas.

 

Es necesario regresar a la frase “otro mundo”. Me atrevería a decir que Europa incluso es otro planeta. Los métodos de entrenamientos más dosificados, el idioma si aplicase, el sistema de transporte impulsado por metros, trenes y tranvías; el carácter distante en la mayoría de su gente, y la presencia de una primavera dosificada y ya no eterna como en el Ecuador, influyen en el comportamiento y rendimiento. De allí saldrán fortalecidos aquellos jóvenes talentos que estén dispuestos a labrarse un futuro que capitalice una carrera corta y desde un principio llena de esfuerzos.

 

Noboa, Aragón y Lanza sacrificaron un año de continuidad en beneficio de la adaptación, y después cosecharon los frutos de un sembrío muy distinto al ecuatoriano, porque allá no se lanzan semillas y aparecen árboles; en diciembre nada germina. Terminaron jugando y dos de ellos hasta siendo campeones. El Zar ahora es top ten del fútbol de Rusia, y Damián tuvo que regresarse al Ecuador, pero ninguno llegó a ser titular en menos de un año.

 

Bryan está en esa vía, en un camino tan moderno, en el que el talento ya no es suficiente para ser relevante. Se lo tiene que acompañar con otras cualidades que son exigencias propias del primer mundo del deporte y del profesional en cualquier área. Son pruebas de crecimiento que los sudamericanos, por culpa de nuestra idiosincrasia, demografía y carácter, debemos incorporar para la auto-superación. Cabezas está en el proceso y, quizá, en uno de los mejores lugares para hacerlo.

 

Porque el Atalanta de Bérgamo es un equipo formador y vendedor por antonomasia. No se desespera, lleva a sus jóvenes jugadores con toda la paciencia que necesitan, y sabe que cada mente es un mundo diferente, pero que al final de cuentas el trabajo y las horas invertidas van a terminar siendo una inversión. ¿¡Qué más se puede pedir!?

 

Paciencia, que en Cabezas tenemos un galáctico en potencia. Apenas tiene 19 años cumplidos en el mes de marzo.

 

Con la mira puesta en el fútbol ecuatoriano;

Ahora opine usted.

 

Luis Alberto Otero Hurtado.

Comentarios

La Voz de las Tribunas

Más Noticias
boton arriba
Cerrar
Review www.futbolecuador.com on alexa.com